Legaltechies

El estado de la Legaltech en… Argentina

El fenómeno de la Legaltech, o tecnología aplicada a la comercialización y prestación de servicios legales, tiene ya un alcance mundial y casi imparable.

Sin embargo, la mayoría de noticias sobre Legaltech que conocemos provienen de los mercados anglosajones y europeos. En ese sentido, EE.UU., UK, Canadá, Francia, España o los países nórdicos quizá sean algunos de los países más destacados en cuanto a Legaltech hoy en día. Pero obviamente también se están generando noticias más allá de esos países.

Por esa razón comenzamos en 2019 con una serie de artículos llamados “El estado de la Legaltech en…”, donde exploramos la situación de la Legaltech en países de los que normalmente no se habla tanto, con especial atención a toda América Latina. Aquí podéis ver los ejemplos de Colombia, Chile, Ecuador y Bolivia

En el día de hoy, hablaremos de Argentina, la segunda economía más desarrollada e importante en Sudamérica, que de acuerdo con el Banco Mundial tiene el 27º PIB nominal del mundo y que en los últimos años ha experimentado un importante empuje en cuanto a la creación y desarrollo de servicios Legaltech.

Dicho esto, comencemos por el principio, ¿qué se entiende por Legaltech o Lawtech? Hace unos años definir el término podía generar más dudas, pero en la actualidad hay un acuerdo común a la hora de definir el concepto como el uso de tecnología y software en el entorno jurídico, ya sea a nivel de soporte, en el procedimiento o en la fase de comercialización.

Por nuestra parte, nos gusta hablar de Legaltech como la aplicación de tecnología a la comercialización y prestación de servicios legales, de forma que se desarrollan proyectos en ámbitos como:

Por tanto, al final del día hablamos de Legaltech para referirnos a la tecnología que modifica la práctica tradicional del Derecho tanto para los profesionales como sus clientes, haciendo más eficiente y cercana la comercialización del servicio o su prestación.

De todos modos, quien tenga curiosidad sobre ello puede ampliar información en nuestro post sobre la Legaltech en España.

Realizadas las presentaciones, veamos cómo se muestra el universo Legaltech en Argentina.

1.- Cómo fueron los primeros movimientos 

Un primer antecedente podemos situarlo en el año 2001 cuando se promulgó la Ley de Firma Digital, que reconoció el empleo de la firma electrónica y digital así como su eficacia jurídica bajo ciertas condiciones establecidas por la misma. Si bien fue un paso importante, hoy todavía no se encuentra altamente difundido su uso, especialmente en el interior del país.

Entre el año 2008 y el año 2013 podemos resaltar la modificación del Código Penal, primero a través de la ley 26388 que introdujo los delitos informáticos y a su vez el artículo 77, que estableció el concepto amplio de documento, firma y suscripción. Posteriormente, en el año 2013, con la promulgación de la ley 26904, se incorporó la figura del grooming.

Por otro lado, en materia de notificaciones electrónicas y de procesos remotos se ha ido implementando un cambio gradual mediante pronunciamientos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (2011-2013).

En Agosto de 2015 se promulgó en Argentina el nuevo Código Civil y Comercial que incorporó nuevas precisiones sobre la firma electrónica y la firma digital.

A su vez, en el año 2016, se aprobó el Plan de Modernización del Estado mediante el Decreto 434/2016. Este Plan tenía entre sus objetivos constituir una Administración Pública al servicio del ciudadano en un marco de eficiencia, eficacia y calidad en la prestación de servicios, a partir del diseño de organizaciones flexibles orientadas a la gestión por resultados. En tal sentido, se consideró necesario aumentar la calidad de los servicios provistos por el Estado incorporando Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones, simplificando procedimientos, propiciando reingenierías de procesos y ofreciendo al ciudadano la posibilidad de mejorar el acceso por medios electrónicos a información personalizada, coherente e integral.

Ese mismo año, se promulgó el Decreto 561/2016 que instauró el Sistema de Gestión Documental Electrónica, el cual es un sistema integrado de caratulación, numeración, seguimiento y registro de movimientos de todas las actuaciones y expedientes del Sector Público Nacional. Este sistema tiene como fin último la implementación de gestión de expedientes enteramente electrónicos. En este sentido, las entidades y jurisdicciones enumeradas del Sector Público Nacional tienen la obligación de utilizar el mencionado sistema GDE para la totalidad de las actuaciones administrativas.

En 2017, tuvo lugar el lanzamiento de Prometea, un sistema de inteligencia artificial multicapa, desarrollado en conjunto por el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Facultad de Derecho de la UBA, con el objetivo de agilizar la justicia y permitir un mejor uso de los recursos y que posee un 96% de efectividad.

En ese sentido, Prometea se ha consolidado y un ejemplo que lo acredita es que en la actualidad la Corte Constitucional de Colombia utiliza PretorIA, un sistema de inteligencia artificial (IA) basado en la experiencia Prometea. 

Otro hito muy importante en el sector digital, no exento hoy de polémica, fue la instauración en enero de 2018 de las Sociedades Anónimas Simplificadas Digitales por la administración de Mauricio Macri. Este sistema proponía la constitución de manera íntegramente digital de sociedades anónimas en menos de 24 horas (siempre y cuando se utilizara un estatuto modelo), sin necesidad de pasar por ninguna instancia presencial o el uso de papel en ninguna situación.

Además, estas Sociedades Anónimas Simplificadas poseían libros digitales, estableciendo, de esta manera, también una vida social digital prácticamente en su totalidad. Desafortunadamente, en la actualidad se encuentran en proceso de desmantelamiento, con grave perjuicio para los emprendedores que habían iniciado sus negocios bajo este sistema. Resulta destacable mencionar cómo esta situación es respaldada por los Colegios de Escribanos, en concreto, por el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, quienes desde un principio se han opuesto a la regulación dictada sobre esta figura societaria.

Aún así, una información reciente nos muestra que se ha concedido una medida cautelar promovida por ASEA, la asociación de emprendedores de Argentina y que permite la continuidad de los trámites y funcionamiento de las SAS. 

Asimismo, en el 2018 tuvo lugar el primer conflicto Legaltech en la Justicia argentina, a través de Quickvorcio, la primera app que la Justicia ordenó bloquear y que en ese mismo año ya tuvo su sanción. En concreto, la app prometía divorcios de manera rápida y sencilla, hecho que no gustó demasiado al Colegio de Abogados de Córdoba, que lo denunció y fue el primero en sancionar en su tribunal de disciplina al abogado creador de la app.

Este Colegio entendía que la app era sinónimo de “competencia desleal” por parte de los abogados que pretendían utilizarla para ofrecer sus servicios profesionales y de “publicidad engañosa” para el consumidor, al promocionar un proceso digital y sencillo.

Posteriormente, la justicia de la provincia de Córdoba contempló lo alegado por el Colegio de Abogados y solicitó “bloquear” la aplicación y su página web asociada. Además, el Colegio de Abogados sancionó al abogado fundador de la misma con un mes de suspensión de su licencia como abogado.

Por otro lado, en lo que respecta a eventos, en los últimos tres años se han desarrollado numerosos seminarios y acontecimientos sobre Legaltech y Derecho Digital como por ejemplo: 

En otro orden de ideas, podemos mencionar los programas académicos de Derecho relacionados con tecnología, como por ejemplo: el Posgrado en Derecho e Inteligencia Artificial de la Universidad de Buenos Aires, la Diplomatura en Derecho 4.0, de la Universidad Austral, el Seminario «Abogados 2030» de Abogados.com. o la asignatura optativa de IA en la carrera de Derecho ofertada por la Universidad de Buenos Aires.

Por último, podemos resaltar los siguientes operadores jurídicos vinculados al ámbito del Derecho Digital y Legaltech:

También es destacable la página Argentina.gob.ar, donde los ciudadanos pueden encontrar información legal en un lenguaje claro, instrucciones sencillas para realizar autónomamente trámites administrativos y otras iniciativas para incrementar el acceso a dicha información.

2.- Qué ha pasado en lo que llevamos de 2020

A inicios de 2020 tuvo lugar el Global Legal Hackathon en más de 50 ciudades de 25 países de todo el mundo, con más de 5.000 participantes. 

Además, dentro de este contexto, la organización argentina llevó a cabo la presentación del mapa de Legaltech Argentino a la finalización del evento, mapeando así por primera vez el panorama legaltech del país.

Mapa Legaltech Argentina presentado en el Global Legal Hackathon

En el mes de abril, concretamente el día 6, se lanzó el podcast de innovación jurídica Tecnovida Legal, por parte de Guillermo Navarro y Hernán Quadri. El mismo se une al resto de podcasts legales sobre innovación jurídica, un formato que hasta el momento no era común y que en tiempos de pandemia ha tomado mucho impulso.

En junio de 2020, con la modificación de la ley de alquileres, se introdujo en el Código Civil el concepto de Domicilio Electrónico.

A su vez, la pandemia y el aislamiento social han revolucionado las prácticas en el ejercicio profesional de la abogacía y obligó al Poder Judicial argentino a profundizar la digitalización de numerosos procesos que hasta hoy se realizaban sólo de manera presencial.

Por ejemplo, el expediente digital, las notificaciones online, la presentación de demandas judiciales vía remota y los juicios a través de videoconferencia son algunas de las prácticas que parece que han llegado para quedarse. 

En este contexto, la Federación de Colegios de Abogados de la provincia (Fecacor) y el Colegio de Abogados de Córdoba presentaron una app, totalmente gratuita, especialmente diseñada para sus colegiados llamada Legisapplite. A través de la misma, los abogados pueden conectarse a la base de datos del sistema de administración de asuntos del Poder judicial de Córdoba. Asimismo, la app permite recibir alertas sobre los expedientes y notificaciones oficiales así como también subir escritos electrónicos.

Por otro lado, en el mes de agosto tuvo lugar, por tercer año consecutivo, el Legaltech Forum 2020 Telefónica Movistar, donde más de 400 participantes (virtuales) tuvieron la ocasión de escuchar a varios expertos hablar, entre otras cosas, sobre tendencias en Inteligencia Artificial, y los usos y beneficios que la tecnología brinda al mundo judicial.

Legaltech Forum 2020 Telefónica Movistar

Asimismo, en el marco del evento LegalTech 2020, Telefónica Movistar lanzó “Maite”, su asistente virtual legal.

En síntesis, Maite responde consultas y asiste al cliente de forma directa pudiendo ser éste un consumidor final o alguien de la empresa que necesita información legal, como por ejemplo un empleado de cualquier sector.

Por último, hemos sido conocedores en primicia, a través de nuestro partner en Argentina Guillermo Navarro, del próximo nacimiento de Verifixa. La misma consiste en una app para llevar adelante concursos preventivos para empresas que lo soliciten o para anticiparse a estos procesos y poder ordenar las cuentas y negociar con distintos acreedores las deuda de la empresa.

Hasta donde nos han podido adelantar, será una app jurídico-contable que permitirá el uso tanto en su versión Concurso Preventivo extrajudicial como en su versión de acuerdo voluntario con los acreedores. La misma será desarrollada por Bildenlex Abogados y Koibanx.

3.- Empresas y servicios Legaltech en Argentina

Finalizado este repaso a los últimos años del desarrollo de la Legaltech argentina, es hora de ver qué empresas y servicios están trabajando en ello. Para ello, comencemos con el mapa de la Legaltech argentina

Como puede observarse, la mayoría de proyectos Legaltech de Argentina se encuentra en Buenos Aires, concretamente el 65%.

Hasta el momento hemos identificado 20 empresas relacionadas con la Legaltech en el territorio argentino. Con especial concentración en su capital, Buenos Aires donde más del 65 % (en concreto 13) de los proyectos tienen su sede. Ahora bien, hay otras zonas destacadas como por ejemplo, Córdoba (2), Santa Fe (4) o Formosa (1).

Buenos Aires y Córdoba a la cabeza

Dicho esto, ¿en qué tipo de servicios se especializa la Legaltech en Argentina? Podríamos decir que hay 6 grandes categorías: 1) software de gestión para despachos y abogados, 2) plataformas para adquirir y/o generar contratos online, 3) marketplaces jurídicos o plataformas de intermediación para que los abogados se den a conocer y los clientes encuentren al profesional que necesitan, 4) plataformas para resolver consultas jurídicas y llevar a cabo reclamaciones online, 5) evidencias digitales, 6) servicios para automatizar procesos legales.

Además, añadimos una categoría que recoge diferentes tipos de proyectos que no encajarían en uno de los nichos principales. En ese caso la denominamos «Otros».

Si tuviéramos que crear un mapa gráfico de esos principales nichos, como el que hemos creado para España, Colombia, Chile, Bolivia o Ecuador, el resultado sería el siguiente:

Mapa Legaltech Argentina 2020 creado por Legaltechies

Dicho esto, profundicemos algo más en esas diferentes categorías, así como el resto de proyectos Legaltech argentinos:

1.- Para empezar tenemos las herramientas de gestión para despachos y abogados. Es decir, herramientas para que un abogado o despacho lleve el control de clientes, casos y facturación, entre otras cosas.

En ese caso, existen opciones como DretLaw, herramienta de gestión de expedientes, construida completamente sobre la nube, ProcuSmart, software de gestión diseñado para facilitar el trabajo diario de los abogados y procuradores o Abogacía Práctica, herramienta de gestión que promete la posibilidad de llevar los expedientes de forma más eficiente, permitiendo automatizar la procuración, la redacción de escritos, los cálculos y la búsqueda de información.

Asimismo, podemos mencionar LegisApp Lite, herramienta que permite consultar y administrar los expedientes judiciales. En ella los abogados pueden recibir notificaciones sobre novedades de sus casos de cualquiera de los fueros y de las disposiciones del Poder Judicial de la Provincia de Córdoba, que se encuentran publicadas en su página oficial. Además, se pueden realizar todo tipo de consultas y operaciones sobre sus causas, como así también altas, bajas y modificaciones permitidas.

Dicho software de gestión ha sido desarrollado por el despacho de abogados Ortega-Palazzo.

2.- La segunda categoría corresponde a las herramientas para adquirir y/o generar contratos online sin pasar por el abogado. Es decir, software que mediante sistemas de preguntas y respuestas permiten obtener la información necesaria para proporcionar al cliente contratos ajustados a sus necesidades.

Aquí encontramos algunos ejemplos interesantes como OnLegal, que entre otras cosas, proporciona servicios de creación y revisión de contratos o Dmindlaw, que además de prestar servicios de automatización de contratos, lo hace para escritos judiciales y otros documentos legales.

3.- La tercera categoría consiste en los marketplaces jurídicos o plataformas de intermediación. Es decir, webs en las que un usuario particular o empresa indica el problema legal que tiene y los abogados dados de alta en la misma presentan una propuesta en tiempo y precio.

En este caso, solamente encontramos un ejemplo llamado Legal Sí, que además de proporcionar un servicio de intermediación donde incluye abogados de muchas materias, permite realizar consultas online.

Dicho esto, el nicho de los marketplaces jurídicos es sorprendentemente pequeño (lo habitual es encontrar más ejemplos). De todos modos, lo lógico es que vayan apareciendo más opciones a medida que madure el mercado argentino.

4.- Otro gran grupo destacado es el de las consultas jurídicas y reclamaciones online. Si bien en este caso no siempre es fácil diferenciar a estos proyectos, ya que muchos despachos normales ofrecen desde su versión online la posibilidad de hacer consultas en línea. Sí es cierto que estos servicios parecen centrarse muy especialmente en la asesoría online, mediante videoconferencia o alternativas similares.

Un primer servicio a mencionar es IUStartup, que ofrece soluciones sencillas y a medida para trámites y cuestiones legales, contables y financieras, dirigidas especialmente a emprendedores. En el mismo sentido encontramos a LegalYa, que ofrece una gran variedad de servicios legales online como por ejemplo, la constitución y registro de Sociedades de Acciones Simplificadas o el asesoramiento jurídico, tributario y financiero para pymes y start ups.

De igual forma, podemos mencionar a 911 abogados, plataforma que ofrece la posibilidad de contactar y ser asesorado por abogados de manera completamente online, Appelas, aplicación que permite conectar a las personas con abogados y contables para que respondan a sus consultas de forma más amigable, sencilla y ágil y MiDivorcio, servicio a través del cual puedes iniciar tu procedimiento de divorcio de forma sencilla y totalmente online

Por último, podemos mencionar El Reclamador (que nos recuerda a la Legaltech española de nombre casi igual). La misma consiste en una plataforma digital que te permite realizar todo tipo de reclamaciones online en tres pasos: 1) entrar y elegir el tipo de reclamación, 2) cargar los datos en el formulario y 3) esperar a que el equipo de abogados resuelva el problema.

5.- Otro interesante nicho a destacar es el relativo a las evidencias digitales

En este punto podemos mencionar a Signatura, plataforma que permite crear documentos y firmarlos digitalmente, por ejemplo utilizando blockchain. Por otro lado tenemos a Escribano Digital, que entre otras cosas, permite notificaciones certificadas y con validez legal y facilitar la firma de documentos entre las partes de forma segura, sin importar la distancia entre ellas.

6.- La sexta categoría presenta un grupo de proyectos muy interesantes en el área de la automatización de procesos legales, ya sea mediante tecnología o sistemas de gestión. Es decir, la posibilidad de hacer tareas legales de forma más eficiente.

Dentro de esta categoría destacamos a Sherlock Legal, que desarrolla soluciones con Inteligencia Artificial como por ejemplo: a) un buscador cognitivo de jurisprudencia para responder preguntas realizadas en lenguaje natural; b) un anonimizador que transforma automáticamente los datos sensibles de un documento, como el nombre y apellido de una persona, en iniciales; y c) un buscador de fallos que ofrece documentos similares a la temática del fallo judicial seleccionado.

Asimismo, en esta categoría podemos destacamos legaltechs como LegalHub, que a través de su plataforma de Legal Analytics, permite crear estrategias para casos de accidentes de tráfico a través del análisis de sensibilidad respecto de las cuantías indemnizatorias otorgadas por los jueces en casos anteriores. También destaca Smart Legal, que mediante Inteligencia Artificial permite asistir de forma semiautomática en la creación de la estructuras legales con una herramienta, en tiempo real, escalable y productiva.

7.- Por último, tenemos la categoría Otros, donde hemos incluido proyectos Legaltech argentinos también destacables pero que en principio no tenían encaje en alguna de las principales categorías.

En primer lugar, podemos mencionar a Litis Net, una plataforma orientada al público en general, los abogados y las empresas:

Asimismo, tenemos que resaltar a Crypto Justice, un sistema informático de gestión digital que busca dar como resultado un proceso judicial totalmente electrónico basado en tecnología Blockchain. De esta manera, busca que los operadores de justicia y los usuarios utilicen el sistema, el cual estará construido sobre las reglas procesales, generando un intercambio de documentos verificados por Blockchain desde el inicio del caso hasta su resolución.

Finalmente, otras menciones destacables en el panorama de la Legaltech argentina son:

4.- En conclusión

Algunos apuntes a modo de cierre sobre esta aproximación a la Legaltech argentina:

– Estamos muy agradecidos a nuestros colaboradores Guillermo Navarro y Amelin Jabbur, auténticos referentes argentinos en lo que respecta al derecho y nuevas tecnologías, Legaltech e innovación legal. Ellos de forma desinteresada han aportado su conocimiento y abundante información sobre el panorama Legaltech argentino con la finalidad de que nosotros podamos ser más exhaustivos a la hora de elaborar el presente informe.

– Las empresas y proyectos Legaltech se concentran principalmente en la capital, Buenos Aires, aunque también existe presencia en otras zonas como por ejemplo, Córdoba, Santa Fe y Formosa. Que el porcentaje mayoritario esté en Buenos Aires es lógico al presentar un importante desarrollo del sector de servicios informáticos. En la Ciudad de Buenos Aires se encuentran instaladas, aproximadamente, el 70 % de las empresas generadoras de software, que a nivel nacional exportan por más de 940 millones de dólares.

Los 3 nichos más destacados de la Legaltech argentina serían: 1) los dedicados a consultas online 2) los relativos a software de gestión; 3) y los que trabajan la automatización de procesos legales.

– Por su lado, el nicho de los marketplaces jurídicos es más pequeño de lo que suele ser habitual (solo cuenta con 1 proyecto). Resulta llamativo ya que en verdad este tipo de servicios suele ser uno de los más comunes en materia Legaltech. En todo caso, lo lógico es que vayan apareciendo más opciones a medida que madure el mercado argentino.

– Un nicho muy interesante y destacable es el de las consultas jurídicas y reclamaciones online, que cuenta con 6 representantes. Este tipo de startups Legaltech parecen centrarse muy especialmente en la asesoría online, mediante videoconferencia o alternativas similares, gestionando asimismo reclamaciones en su totalidad desde la plataforma.

– Por otro lado, existen proyectos que si bien no encajan en alguna de las categorías más comunes, sí presentan características muy únicas, por ejemplo Crypto Justice, que plantea un proceso judicial totalmente electrónico basado en tecnología Blockchain. De hecho, la tecnología de la cadena de bloques junto a la inteligencia artificial parecen estar muy presentes en el entorno Legaltech argentino.

– En cualquier caso, para el nivel económico del país en América Latina, su número de habitantes o la cantidad de abogados colegiados, nos ha sorprendido el escaso número de proyectos Legaltech, que se sitúa por encima de Bolivia (10), pero por debajo de Ecuador (25), Chile (32) y Colombia (45). Por tanto, hay trabajo por hacer.

Eso sí los proyectos detectados tienen un componente tecnológico normalmente alto, lo que sin duda es una tendencia positiva a destacar. .

En definitiva, el mercado Legaltech argentino cuenta ya con la mayoría de los principales nichos, muchos de ellos con un componente tecnológico alto, numerosas iniciativas públicas y privadas que potencian la innovación legal, pero con más potencial del que a priori se ha detectado. Por tanto, con importante margen para avanzar y llevar más allá al sector Legaltech argentino.

Si tienes o conoces una empresa del sector que pudiera estar en el mapa, envíanos un e-mail a: hola@legaltechies.es

¡Hasta la próxima!